Los Tipos de mármol

Galería Magda Bellotti de Madrid, temporada 2008-2009

La exposición proponía un recorrido por las distintas salas de la Galería, denominadas espacio I, II, espacio “Algeciras”, y espacio III. El siguiente texto servía de guía al espectador, dando algunas de las claves principales de la exposición.

Presentación

Los Tipos de mármol son una grey de esculturas que juegan en el espacio I como los niños en el patio de un colegio. En esta ocasión no está la Pastora. En su lugar les cuida el Dios feliz I. El Dios feliz está en su máscara.

1

S/T

  2

S/T

En la pared opuesta puede verse un dibujo sobre papel con anotaciones a propósito de los Tipos. El escultor rescató este papel del suelo del taller. El tipo que aparece en el dibujo es un arlequín que cata con garbo una copa de vino fino de Jerez. Hay que destacar tres notas: la primera advierte que lo que importa de los Tipos es lo característico. La segunda que los Tipos viven en lo impropio. La tercera -que se refiere al hacer del escultor- advierte que el escultor encuentra los motivos que verdaderamente le afectan atravesando lo que no le gusta (sus prejuicios y sus resistencias), al contrario de lo que pudiera parecer más lógico.

4
S/T

3
S/T

En el espacio II hay cuatro maquetas de esculturas en mármol blanco de Macael para espacios públicos.

Los quicios

La casa de Jhon Locke

El laberinto de ventanas

En una esquina del espacio II, El nacimiento de Afrodita es una escultura que resulta de la descomposición de un bloque cúbico de mármol. La obra trata de la extensión (espacio) y de la duración (tiempo) un momento antes de aparecer -cobrando forma- la diosa. La escultura llamada El bloque es un testigo mudo, un tanto circunspecto, de lo que ocurre en la esquina.

En el espacio “Algeciras” hay dos relieves de mármol blanco fechados 1984-2009. Ambas obras sin título pertenecen a una serie titulada “Por donde no pasa el tiempo”.

2. Los tipos de mármol

En el espacio III, los 17 Tipos del espacio I aparecen descarnados, reducidos a sus ejes. De ahí que se llamen Los ejes de los Tipos. Antes de ser labrados estas esculturas fueron balaustres fallidos. La acción del escultor y el tiempo los ha transformado en ejes descentrados, algunos rotos, todos desiguales. El Dios feliz II (enmascarado) los ha alineado para darles a cada Tipo del espacio I una espina dorsal que termine de hacerlos ingobernables, es decir, otros dioses.

 

EB. 2008.