Ininteligibles

FMSR nº de catálogo 3546

Impresión laser sobre papel fotográfico
14,5 x 16,5 cms

 

Se inaugura esta sección de Ininteligibles por iniciativa de la profesora Julia Zilinski.

La profesora Zilinski ha estudiado en profundidad las lenguas en las que Manuel Sánchez del Río podría estar. Lenguas no muertas, como ya se encargó de demostrar la profesora en su día.

Zilinski distinguió dos estados: el latente y el larvario. En términos técnicos, el estado latente resultaría de una comprensión universalista del Polígrafo. El estado larvario, en cambio, resultaría de una comprensión singularista del Ordenador.

Entendido como realidad linguística, en el estado latente la epifanía de Manuel Sánchez del Río se daría a la luz gráfica como esencia. Esta esencia permanecería latente, y se produciría como forma o idea. Y en el caso de que la comunidad científica lo conviniera, podría pensarse en una ciencia de Manuel Sánchez del Río. Pues el Polígrafo ya estaría (dado) en una lengua dada.

El estado larvario resultaría de una comprensión singularista del Ordenador. En el estado larvario la comprensión del Ordenador exigiría atender a la singularidad de cada accidente, pues las epifanías de Manuel Sánchez del Río vendrían a sucederse como las larvas de los insectos, entre un estado anterior y otro posterior. En el estado larvario siempre podría esperarse que el Ordenador se pusiera a decir algo gráficamente. También cabría esperar que se plantara como una cosa autotransformante, una cosa que solo podría entenderse como una experiencia.

La profesora Zilinski lo expresó coloquialmente con estas palabras: “Hay luz gráfica en lo ininteligible”. (Entendemos que lo ininteligible de  Manuel Sánchez del Río). Pues bien, fue esta afirmación la que animó a la Fundación a hacer pública la colección de documentos ininteligibles que guardamos en nuestra sede de Aldeaquemada. Hoy publicamos el primero.

 

 

Por último, vaya de nuevo nuestras más sinceras felicitaciones y el agradecimiento a la profesora Julia Zilinski.

 

Herminia Martínez Cañas
Fundación Manuel Sánchez del Río
Aldeaquemada. Jaén